Gabinete Psicopedagógico

En esta sección, encontrarás noticias interesantes recabadas de prensa, revistas especializadas u otros, siempre relacionadas con el gabinete psicopedagógico.

Noticia 2 – 04/5/2017

Los expertos alertan: mejor sin móvil hasta los 12 años

Recomiendan a los padres darse de alta en todas las redes sociales donde están presentes los hijos

Cuanto más presente se esté en las redes sociales y más al día en cómo funcionan, mejor capacidad de reacción se tendrá a la hora de gestionar o evitar problemas con los hijos como posibles casos de ciberacoso. Esta es una de las principales recomendaciones que lanzaron ayer los expertos que participaron en la jornada sobre Actualización Pediátrica organizada por el hospital Casa de la Salud.

Sergio Fernández, miembro del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil de València, insistió ante padres y profesionales que era de suma importancia no regalar móviles a los niños menores de 12 años e intentar romper la brecha digital que separa a padres de hijos. «Hay que darse de alta en todas las redes sociales en las que estén sus hijos para poder estar a su mismo nivel en conocimientos digitales», aseguró.

Fernández también animó tanto a padres como a pediatras a preguntar a los niños por posibles situaciones de acoso que estuvieran sufriendo e insistió en la necesidad de evolucionar al mismo ritmo tecnológico que los jóvenes para eliminar ese desfase generacional.

En este sentido y también en torno a la problemática de los adolescentes se apuntó que los ordenadores deberían estar en un sitio común de la casa y no en las habitaciones para poder observar «con quienes hablan». Los expertos que participaron en la jornada también aconsejaron no dejar ningún soporte digital a los menores de dos años por los posibles problemas ligados al desarrollo «pueden llegar unos estímulos luminosos que pueden lesionar las retinas y los sobreestimulan».

Noticia 1 – 27/01/2017

¡Este niño ya no obedece!

No son malos, no les pasa nada extraño y tampoco se han vuelto sordos de repente. Simplemente están creciendo y adoptan rasgos que todos tenemos. Porque la desobediencia es algo natural a la condición humana. Y si no, haz examen de conciencia.

Pero, ¿qué es la desobediencia en el niño? Los psicólogos infantiles la definen como «la negativa o el rechazo injustificado a iniciar, mantener o completar, en un plazo determinado de tiempo, una instrucción u orden emitida por una persona que ejerza autoridad sobre el niño. Se da con mucha frecuencia en la niñez y suele remitir de forma espontánea cuando el niño crece».

Se trata de una conducta que se da tras una interacción con la madre, el padre, el profesor, el tutor… y a la hora de definirla hay que evaluar ese contexto.

También hay que tener en cuenta que las conductas de desobediencia abarcan un abanico muy amplio, como explica el psicocuento ‘La desobediencia del niño que se hace el sordo’, escrito con la colaboración de psicólogos infantiles. «Desde conductas que podríamos definir como suaves (como de ‘pasotismo’, el niño hace como que no oye y, por tanto, ‘pasa’ de lo que se le está ordenando) a conductas de oposicionismo ligero (el niño dice activamente ‘no’ a todo o casi todo lo que se le pide), hasta las conductas de oposicionismo grave o antisociales (el niño patalea, pega, insulta, destroza objetos cuando se le niega lo que quiere)».

¿Cuándo es preocupante? Cuando se mantiene en el tiempo, si es muy frecuente y se da en distintos ambientes, o si perjudica la relación familiar y el desarrollo personal y académico del niño.

Ayudarle a obedecer

Para facilitar el cambio del pequeño y su crecimiento, además de ayudarle a madurar, y que vaya obedeciendo, los expertos de este psicocuento dan los siguientes consejos:

—Refuerza siempre las conductas de obediencia de tu hijo y da el refuerzo en cuanto el niño obedezca (o lo antes posible). Los reforzadores pueden ser muy variados: tangibles (lápices de colores, cuentos…), de actividad (ir al cine, salir al parque…), sociales (un beso de sus padres, halagos…)

—Empieza a hacer esto con las peticiones que el niño obedece más fácilmente.

—Cumple siempre lo que le hayas prometido.

—Favorece la cooperación del niño (da las órdenes en situaciones que a él le resulte más fácil obedecer).

—Recuerda que las órdenes bien dadas facilitan su cumplimiento.

—Procura que todas las personas cercanas al niño (cuidador, abuelos…) conozcan y apliquen el programa de refuerzos que te hayas propuesto.

—Recuerda utilizar siempre el refuerzo social.

—No hay que culpabilizar ni a uno mismo ni al niño si las cosas no van como debieran.

—No pierdas nunca la paciencia ni el buen humor y controla tu ira siempre. No le grites.

Recuerda que si nada te funciona y te sientes incapaz de seguir, siempre es mejor consultar a un experto y no dar por perdida la situación. Y menos aún permitirle todo a tu hijo, se volverá en contra de ambos.

Más trucos, ejercicios y modos de llevar a cabo la intervención que ayude al niño a ir obedeciendo en ‘La desobediencia del niño que se hace el sordo’, de la colección ‘Muchos más que un cuento’, editorial Pirámide.